miércoles, 30 de diciembre de 2015

El tiempo devocional (¿Cómo hacer un devocional?)- Parte 3

En los dos videos anteriores vimos cómo prepararnos y cómo leer y marcar nuestra Biblia, buscando lo que Dios quiera decirnos. En este video veremos un pequeño sistema que nos ayuda a organizar y poner por escrito lo que Dios nos dice, de esa manera podemos ver si en verdad estamos poniendo por obra lo que vamos escuchando.

Para esto podemos usar una hoja de cuaderno normal (así está en el video) o podemos usar la hoja que está en el formulario que puedes descargar de este enlace: Hoja para devocional

Aquí el video


viernes, 18 de diciembre de 2015

El desencanto de ciertas esperanzas

Como muchos de mi generación, cuando era estudiante comencé a formar una visión política de lo que sucedía alrededor de mí. Recuerdo que -como decía Galeano- yo estrené los pantalones largos en las marchas pidiendo presupuesto para la universidad, en los albores de 1993 (Con los consabidos enfrentamientos con la policía y los ataques con gases lacrimógenos)

En 1997 participé con unos amigos en los esfuerzos por evitar que el dictador Hugo Banzer ganara las elecciones presidenciales (Organizamos conciertos, pintamos paredes, regalamos volantes, etc.)

Desde niños, cada ida a Vallegrande incluía una visita al hospital Nuestro Señor de Malta, (donde se tomaron las clásicas fotos del cadáver del Che, con los ojos abiertos); además, en 1997, mientras el equipo forense investigaba para confirmar si eran o no del Che los huesos que se acababan de encontrar, en el estacionamiento del hospital Japonés, en Santa Cruz, montamos serenata por algunas noches, cantando por turnos "aprendimos a quererte..."

Al final, con la madurez y con la mano de la historia, uno va viendo cómo algunos de esos ideales no sólo no se alcanzaron con el anhelado ascenso al poder de una izquierda medio diestra, sino que el desencanto de quienes fueron el cenit de nuestras esperanzas se hizo sentir poco a poco. Cada quien fue tomando su parte en la sociedad y cada quien tuvo que aprender a pagar la renta y a comprar la despensa.

Ese desencanto ha envuelto a generación tras generación porque nunca los cambios verdaderos van a venir solucionando los conflictos políticos. Las injusticias siguen y -parafraseando a Lerner- "sólo cambia el escenario en la escena del dolor".

Pero hubo algo distinto en mi vida. Jesús trajo una luz verdadera que me permitió entender más allá de lo que mis ojos y mi entendimiento podían comprender. Cristo trae una esperanza que no se marchita, que no muta ni se agujera con el devenir de las circunstancias. Sólo en Cristo tenemos un fortísimo consuelo y una esperanza que es firme, como un ancla que puede asegurar nuestra alma hasta la presencia misma de Dios. Esta esperanza me permite amar y convivir con los de izquierda y derecha, con los revolucionarios de fusil y los rebeldes de Facebook, me permite comer en las casas millonarias de algunos amigos y tomarme un café al calor de un apretado departamento de una familia que vive con lo justo.

En esta esperanza cabemos los rojos, los grises, los nacionalistas, los chauvinistas y los malinchistas. Esta esperanza nos empareja porque todos necesitamos de la gracia que se nos ofrece y nos permite extender perdón porque nosotros mismos hemos necesitado misericordia.

No es que haya renunciado a mis ideales, sino que ahora los entiendo mejor y conozco al Único camino que puede proveer lo que tanto deseábamos mientras nos juntábamos en ese parque a leer poesía y a diseñar los planes que habría que seguir. Creo, en verdad lo creo, que no hay otro camino sino a través del Evangelio ("El glorioso evangelio del Dios bendito"). Cualquier otra esperanza se va a apolillar, se va a corromper... sólo Cristo sigue siendo seguro. El Dios verdadero sigue siendo Dios y sigue siendo verdadero.

Bueno, todo eso venía a mi mente mientras escuchaba el tono nostálgico que Ismael Serrano vierte en esta historia que, yo también, cuando era niño le pedía a mi papá que me la contara...




Esta otra canción es de cuando intentamos -sin éxito- evitar que el general Banzer regresara al gobierno... (sobre esa época escribiré otro día, hoy sólo les comparto esta canción que grabamos como campaña para generar conciencia en esa época. Yo era el baterista de la banda)




miércoles, 9 de diciembre de 2015

Semilla de Mostaza - Estudio Bíblico en Querétaro

Luego de un par de años de estar orando, este diciembre comenzamos un estudio bíblico en la ciudad de Querétaro. Comezamos estudiando el Evangelio de Marcos.

Ya tuvimos una reunión, pero no voy a hablar de eso en este momento, sino que lo que quisiera contarles es cómo en esta tarea hemos sentido el apoyo de nuestra iglesia. Fueron muchos quienes a través de redes sociales se dieron a la tarea de difundir la hora y el lugar de la reunión, además, son muchas las personas que se han ofrecido a ir y servir, por el simple deseo de servir al Señor. Son incontables las personas que han estado orando por nosotros desde antes de comenzar...

Aunque a veces hay un llamado personal e individual, el privilegio de ser enviado por una iglesia es simplemente invaluable, nada se compara al estar bajo la autoridad de tu pastor.

Entonces, sólo queda -queridos amigos- pedirles que sigan orando por todo el equipo que semana a semana va a este propósito. Que Dios dirija a nuestro pastor a tomar las decisiones y el rumbo que tiene que tomar esto.

Si conoces a alguien en Querétaro o quieres acompañarnos, estamos estudiando Marcos todos los miércoles a las 20:00 en el hotel Real de Minas, el que está al lado de la plaza de toros (Av. Constitutyentes No. 124 Pte, El Cajal, 76180 Santiago de Querétaro, Qro.)

Aquí es:

miércoles, 25 de noviembre de 2015

En la iglesia: ¿Cliente o congregante?

La sociedad actual ha centrado sus esfuerzos en hacerle pensar al mundo que "el cliente tiene la razón" (Lo cual es obvio ya que en nuestra sociedad de consumo el comercio vive del cliente). De tal manera funciona esto, que en Burguer King tú eres el rey, en Starbucks no eres un número sino alguien con nombre, alguien importante (aunque como en mi caso, siempre termines con un nombre distinto.... Limberg, Irving, Herbert, y un laaaaaargo etcétera) que elige si quiere leche entera, descremada, light, de soya, de vaca, etc. Todo se hace de acuerdo al gusto del cliente. Tal vez en el área de comercio esa sea una estrategia válida, pero cuando queremos transportar e instalar esa actitud  en la iglesia, surge un problema.

Lamentablemente son muchos los casos de gente que abandona una iglesia porque "No les gustó" algo o porque simplemente "no se sentían cómodos" o "no se hallaban". No me malinterpreten, no pretendo decir que las iglesias no tengan cosas que cambiar o mejorar, pero (he aquí un enorme y significativo "pero") Las iglesias no son empresas que tienen que satisfacer a los clientes para retenerlos ante la competencia que ofrecen otras iglesias.

Hay un error terrible en querer llevar a cabo el ministerio buscando satisfacer el gusto de los congregantes (Ese es el problema de la iglesia en Laodicea: Apocalipsis 3:14-22). El liderazgo en la iglesia debe moverse y actuar guiado por el Espíritu Santo, en obediencia a La Palabra y buscando la gloria de Dios, no como una empresa que quiere satisfacer a un determinado público cautivo.

Pero comete un error igualmente terrible aquella persona que quiere que la iglesia se adecúe a sus gustos o sus necesidades (Alguien que quiere la alabanza sea -por decirlo de alguna manera- con leche descremada, doble shot, semi caliente, sin espuma... es decir, a su medida). El enfoque del congregante no debería ser ir a satisfacer sus deseos sino a gozar del privilegio de la comunión con los santos y a poner sus dones al servicio de la iglesia para la edificación del cuerpo de Cristo. 

Si una iglesia se ha extraviado en su enseñanza y no está fundada en la Biblia, entonces hay una razón para buscar una alternativa, pero si la razón es que algo no se hace de acuerdo a mis deseos (Y aquí cabe que la enseñanza no dura lo que yo quiero, la música no es como me gusta, la iglesia es demasiado grande o demasiado pequeña, y un laaaaaargo etcétera...) entonces creo que se ha caído en la trampa de querer ser cliente y no congregante... esto se revela en que el "cliente" comienza a reclamar sus derechos como consumidor en vez de cubrir las necesidades y fallas (Que seguramente habrá) con oración y amor.

Vivimos en una época en la que hay muchas alternativas de iglesias en cada lugar, y hay un gran abanico de opciones que difieren en horarios de reunión, duraciones, estilos, lugares, etc. Creo firmemente que eso es una bendición de Dios, pero no creo que sea bueno convertir esa bendición en algo que satisfaga -o intente satisfacer- mis deseos personales, como si el acto de congregarse fuese un asunto enfocado en mí mismo y mis gustos y no en un gran privilegio ganado a favor nuestro con la sangre de Nuestro Señor.

Si estás pensando en cambiarte de iglesia considera si en verdad es Dios dirigiéndote o si es un deseo de satisfacción personal, porque de ser así... lamentablemente nunca encontrarás una iglesia que te satisfaga ya que "nunca se sacia el ojo de ver...". En esa ruta pasarás de ser congregante a ser cliente y al final serás un "congreg-antes" (alguien que se congregaba antes aquí, pero antes allá y antes de eso más allá y un laaaaaargo etcétera...)

martes, 10 de noviembre de 2015

El tiempo devocional (¿Cómo hacer un devocional?) Parte 2

En el primer video sobre ¿Cómo hacer un devocional? vimos aspectos de preparación (Puedes checarlo haciendo click aquí: Cómo hacer un devocional (1a parte))

Ahora queremos ver algunos pasos ya en la práctica:

Primero Oración
Es un tiempo breve para prepararnos y estar listos para escuchar a Dios. No es un tiempo de peticiones porque lo que queremos es oírle (Hay otros tiempos en los que es bueno poner nuestras peticiones, pero aquí no te distraigas)

Leer y marcar
Toma tu Biblia y lee varias veces un pasaje, marcando algunas cosas que consideres llamativas (puede ser repeticiones de palabras, progresiones, actitudes de personas, etc.)
Lee varias veces la porción marcando varias cosas. Ve tomando notas acerca de lo que vas comprendiendo.

Meditar
Para muchos la meditación es tratar de poner la mente en blanco, pero en la Biblia la meditación consiste en llenar nuestra mente de La Palabra y pensarla, tratando de comprender y apuntando lo que vamos entendiendo.
Hazte algunas preguntas: ¿Hay algo que imitar? ¿Hay algo que evitar? ¿Hay alguna advertencia? ¿Hay alguna promesa? ¿Me identifico de alguna manera?


También puse un ejemplo de leer, marcar y meditar en los primeros versículos de Colosenses 1.
Espero que eso pudiera ayudar a comprender mejor esto.

Recuerda que todo esto es una sugerencia para tomarla como punto de partida.
Recuerda que Dios está interesado en hablarnos, dependemos de Él y no de un método o una técnica.

Ojalá esto te sea de utilidad. Bendiciones

Aquí está el video:


viernes, 6 de noviembre de 2015

El tiempo devocional (1a parte)

Cuando recién conocí el Evangelio escuchaba que muchos decían: "Fulanito va a dar un devocional" o "¿Ya hiciste tu devocional?" y la verdad es que no entendía bien a qué se referían. Pasó un buen rato antes de que pudiera entender qué era un devocional y cómo llevarlo a cabo.

El propósito de estos videos es ayudarte en el proceso de aprendizaje acerca del devocional y que puedas aprovechar al máximo esos momentos.

En este primer video tendremos una pequeña introducción y estudiaremos:
  1. ¿Qué es un devocional?
  2. ¿Por qué buscar tener un tiempo devocional?
  3. Recomendaciones para comenzar mis tiempos devocionales
Es importante hacer dos aclaraciones:

La primera
Evidentemente hay una falla en decir "¿Cómo hacer un devocional?" porque los devocionales no se "hacen" sino que se "tienen", es decir, lo importante no es "hacer un devocional" sino "tener un tiempo devocional" (Es una pequeña pero muy importante diferencia). Ahora, si lo adecuado es "tener" más que "hacer" ¿Por qué lo pusimos de esa manera? Simplemente porque por cuestiones prácticas nos vamos a enfocar en un método (o sea un "cómo") mediante el cual se puede tener un tiempo devocional.

La segunda
Esta es sólo una propuesta, no una norma. Ya que el tiempo devocional tiene que ver más con la actitud que con la técnica, no existe una manera oficial de llevar a cabo esto. Por supuesto que un tiempo devocional tiene que tener ciertas características elementales, pero en ello hay mucha variedad. Por eso aclaramos, esta es sólo una forma de desarrollar tus tiempos con El Señor. Te  proponemos esto como un punto de partida si es que nunca has tenido tiempos devocionales y te invitamos a considerar algunos aspectos que aquí mencionamos si esta es una actividad que ya llevas desarrollando desde hace tiempo.

Para terminar, sólo me queda excusarme ante las fallas que seguramente quedaron registradas al hacer el video (Fallas en el lenguaje, letra, etc.) Por favor, si tienes sugerencias déjalas en los comentarios y consideraremos todo ello para los próximos videos.

En el primer video veremos algunos aspectos a manera de introducción:
  • ¿Qué es un tiempo devocional?
  • ¿Por qué tener un tiempo devocional?
  • Algunas recomendaciones prácticas

Aquí está:

martes, 3 de noviembre de 2015

¿Adicciones?

Una adicción es algo que controla tu vida. Algo que reclama tiempo, esfuerzo y que posterga otras cosas que deberían ser prioritarias. Una adicción se enseñorea de ti y de tu familia. Se burla de tus buenos de deseos de querer hacer lo correcto y destroza todo anhelo noble. Es que una adicción ha cobrado el control de tu corazón y desde ahí, el control de tu vida.

Hay quienes son adictos a alguna sustancia, pero también hay quien es adicto a la televisión, a las redes sociales, a la aprobación de la gente, etc. Y por el conseguir lo deseado se sacrifica todo lo que se tiene y se empeña lo que no se tiene.

En Semilla de Mostaza queremos presentarte la solución (Por supuesto, la solución no es Semilla de Mostaza). Creemos que Cristo puede darnos libertad y así, siendo libres, poder cumplir el propósito para el cual fuimos creados.

El tener alguna adicción no es un problema sino un síntoma: El problema es el pecado, y Cristo tiene la solución para resolver el asunto. Quien es esclavo de alguna cosa no necesita ser "rehabilitado" sino que necesita nacer de nuevo, ser una nueva persona.

Si tú (o alguien que conoces) estás batallando con alguna adicción, te invitamos a la conferencia anual del ministerio "Un paso a la libertad".  Este sábado 7 de noviembre a las 16:00 en Semilla de Mostaza San Antonio (San Antonio 13, cruzando el periférico) (aquí hay un mapa)
Tendremos conferencias y un concierto a cargo del colectivo de rap "Para los reales" (Fermín IV, Erick Santos, Ebed Melec, Caporal, G Fone, García Vocal y otros)

Te esperamos, es gratuito.

Puedes contactar al ministerio "Un Paso a la libertad" y pedir informes al 52771427 o a través de su cuenta de Tuiter @ministerio1paso

jueves, 29 de octubre de 2015

A orar se aprende orando

Una de las actividades que suelen ser más difíciles para el creyente (en la mayoría de los casos) es la oración.

Recuerdo que cuando recién conocí el evangelio tenía un impulso natural por orar y agradecer a Dios a cada instante y por cualquier motivo. Poco tiempo después comenzaron a surgir varias dudas: ¿Qué puedo orar? ¿Cuál es el lenguaje que tengo que utilizar? ¿Hay alguna forma de hacer que mi oración sea más "efectiva"? ¿Hay alguna forma de oración que a Dios no le agrada?

Entonces comenzó mi búsqueda por literatura al respecto, y leí muchos libros acerca de la oración y sus beneficios, pero -aunque eran buenas lecturas- nunca lograron satisfacer lo que yo deseaba ni responder por completo mis dudas.

Es que al final aprendí que a orar se aprende orando. No existe un "manual" para una "buena oración" porque es algo que tiene que ver con la comunión con Dios. No es un trámite que si está presentado de la manera correcta va a salir aprobado sin complicaciones.

De todos modos, creo que a lo largo de la historia grandes hombres de fe han desarrollado algunos consejos que pueden ser útiles, sobre todo para cuando uno comienza a llevar una vida de oración, o para esos tiempos cuando los momentos de oración se han hecho mecánicos y religiosos. Al final, sí existen algunas normas que La Palabra enseña acerca de este tema, pero no pueden tomarse como una receta porque si se hace así, se corre el riesgo de enfocarse más en la receta que en El Señor.

Por ello, este sábado 31 de octubre estaremos viendo algunos consejos sobre la oración. No podemos decir que si sigues esos consejos tus oraciones serán mejor respondidas, pero podemos decir que esos consejos son la recopilación de varias experiencias y que -por lo menos- son un buen punto de partida para iniciar una vida de oración, o para retomarla si es que se ha enfriado esa parte de tu vida.

Con este taller queremos animarte a orar porque en verdad, a orar se aprende orando.

A las 9:00am, sábado 31 de octubre. En Semilla de Mostaza San Antonio (Eje 5 San Antonio y periférico)
(Si no vives en el DF, o no puedes trasladarte hasta la iglesia, podrás conectarte por internet a través de nuestra página: Click Aquí)

Te esperamos

lunes, 26 de octubre de 2015

¿Qué hacer este día de Halloween?


En redes sociales se armó todo un revuelo acerca de qué hacer este 31 de octubre.

Surgieron las voces que claman por "redimir la fiesta" y también quienes consideran eso como algo absolutamente inaceptable para un cristiano.

¿Cuál es mi opinión al respecto...? Bueno, se la daré a quien me pregunte y quiera escucharla (En realidad mi opinión es sólo una opinión más, al final de cuentas quien quiera celebrar esa fiesta lo hará con o sin mi venia y quien considere impío al que celebre, lo seguirá haciendo con o sin mis razonamientos)

Pero entonces ¿Qué hacer este 31 de Octubre?
Bueno, ahí sí tengo una propuesta:

En la mañana tendremos tres talleres en Semilla de Mostaza: "Cómo orar", "Cómo hacer tu devocional" y "Cómo compartir tu fe".
Mediante estos talleres queremos ayudarte a desarrollar estas tres actividades que son fundamentales en el creyente (son necesarias un 31 de octubre y un 6 de agosto y cualquier otro día).

 No tenemos una receta definitiva pero podemos contarte cómo es que algunos hemos llevado a cabo esto a lo largo de los últimos años. Esto podría ayudarte a refrescar tus tiempos con el Señor o a darte un punto de partida para iniciar estas disciplinas espirituales.

Obviamente es gratuito y no necesitas registrarte ni hacer ningún tipo de trámite. Sólo llega un poco antes de las 9:00am para sentarte y acomodarte en un buen lugar. (La verdad es que no sé si transmitirá vía internet, apenas tenga la información la pondré abajo como una especia de postdata)

Por otro lado, por la tarde tendremos un concierto con un cantautor fabuloso: Santiago Benavides. Sus canciones narran las vivencias de personajes e historias que van desde semillas hasta millonarios. En verdad va a ser de gran bendición si puedes acompañarnos en el concierto y traer a alguien invitado. En serio tu amigo inconverso va a disfrutar el concierto y además va a escuchar con claridad el mensaje de salvación.

Bueno, que debatan y discutan sobre Halloween los que quieran hacerlo, nosotros repasaremos cómo fortalecer nuestra comunión con El Señor (Ah, sólo me queda decir que estos eventos quedaron en esta fecha por pura casualidad, no por alguna estrategia en particular... así es Dios)

Te esperamos


viernes, 23 de octubre de 2015

Oración por los afectados del huracán Patricia

El huracán Patricia, en cuestión de horas, pasó de ser una tormenta tropical a ser una "tormenta monstruosa" (lee aquí el reporte de la BBC), por tanto, debemos estar listos para colaborar en la medida de nuestras posibilidades.
Como hijos de Dios podemos comenzar orando por estas cosas (No están en ningún orden en particular):


  1. Que la gente pueda refugiarse a tiempo
  2. Sabiduría para que las autoridades establezcan las medidas adecuadas
  3. Por el personal que estará patrullando en las calles durante la llegada del huracán
  4. Por las iglesias en la zona, que puedan tomar esta oportunidad para mostrar el amor de Dios y servir a sus comunidades.
  5. Por que este evento pueda ser una oportunidad para abrir a Dios los corazones de quienes hasta este momento han vivido endurecidos al Evangelio (Sólo Dios puede convertir esta tragedia en una fuente de vida

Dios tiene un propósito en cada cosa, aunque desde nuestra perspectiva algunas cosas no tengan sentido, DIOS ES BUENO y tiene un propósito. Un día llegaremos ante Su presencia y podremos decir: "Justos y verdaderos son todos tus caminos" (Ap. 15:3-4), o sea, entenderemos que todos los caminos por donde Dios nos condujo fueron buenos, todo lo que Dios hizo estuvo bien hecho. Tengamos fe y oremos por la gente que va a recibir este tiempo de prueba.

martes, 20 de octubre de 2015

Fundación de La Paz - Crónica de una vida anunciada

En la Plaza San Francisco
Hoy, 20 de Octubre, La Paz cumple 467 años de haber sido fundada...
Yo viví allí unos años a mediados de la década de los 90, y definitivamente fue la etapa que definió todo mi futuro.

Un día como hoy, pero en 1994, yo estaba cumpliendo dos meses en esa nueva ciudad (nueva para mí, por supuesto). Todavía aprendiendo a navegar entre minibuses y trufis, adaptándome al frío, que un tiempo después se haría tan cálido a fuerza de la costumbre. Entrenándome en andar y desandar la calle Comercio, sólo por conseguir una barra de chocolate con pasas de una marca que no logro recordar.

Son innumerables los recuerdos que tengo de aquellos años: guitarreadas, comidas en Las Velas (¡ah, cuánto añoro eso!), los sábados de ir a casa de la abuela, las noches de regresar de la universidad y caminar de la Perez Velasco a la plaza Alonso de Mendoza. Los días de escribir cartas a mano y las peregrinaciones al correo con la esperanza de encontrar correspondencia. Los desvelos para cumplir con trabajos en la universidad y las amanecidas tocando en algún boliche irresponsable.

Atrás está la cabeza
de Zepita. Sobre mi cabeza
está Felipe, un compañero
silencioso de aquellos tiempos
Sobre todo recuerdo las amistades que se forjaron en aquellos años de libertad irredenta. A muchos no los veo desde hace más de 10 años, pero -como decía Galeano- "son gente que sabe guardar el fuego debajo de la helada".

Si me hubieran contado lo que estaba planeado para mi vida no hubiera dado crédito. México no aparecía ni en mi mente ni en mi mapa y Cristo era sólo parte de una materia que tenía que cursar en la universidad. Hoy puedo ver cómo cada eslabón de mi vida estaba siendo unido con un propósito: Llegar a reconocer mi necesidad de un salvador.

20 de Octubre y yo tan lejos, pero tan agradecido.

(Aquí tengo otro post que me surge de aquellos años: Dale click aquí)

De esos tiempos, déjame compartirte una canción que grabamos con una banda que se formó deformando mi educación universitaria.
La banda: FracTales.
La canción: Tu sol


domingo, 18 de octubre de 2015

El hambre y el pecado...

El pecado en nuestras vidas demanda ser alimentado. Molesta, estorba y gime por alimento. La trampa es que nuestra carne a veces razona pensando que si lo alimentamos un poco dejará de molestarnos... y por tanto cedemos.

La realidad es que, al igual que el fuego, el pecado crece en su voracidad con cada bocado que obtiene de nuestra vida; y crece hasta devorarlo todo... nunca tiene misericordia, nunca tiene saciedad. Por ello es que la Biblia nos exhorta a no alimentar los deseos carnales que batallan contra nuestra alma (1 Pedro 2:11). 

Sí, así es, esta lucha no tiene cuartel ni descanso. Si en el cansancio de la lucha cotidiana cedemos y concedemos ventaja a la carne, el pecado, lejos de saciarse despierta con más hambre.

"Por eso, dispónganse para actuar con inteligencia; tengan dominio propio; pongan su esperanza completamente en la gracia que se les dará cuando se revele Jesucristo. Como hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia. Mas bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; pues está escrito: "Sean santos, porque yo soy santo." Ya que invocan como Padre al que juzga con imparcialidad las obras de cada uno, vivan con temor reverente mientras sean peregrinos en este mundo."
(1 Pedro 1:13-17)

Pensaba en eso cuando resonaba en mi mente un fabuloso poema de Rubén Darío que habla de un lobo y su relación con un pueblito italiano... pero eso se los contaré la próxima semana.

jueves, 15 de octubre de 2015

"Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego" (Gandhi)

"Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego" es una frase muy conocida, atribuida a Gandhi. 

Muchas veces se ha tomado este principio como una incitación a la venganza... ¡Pero no hay nada que esté más alejado de la realidad!

El "Ojo por ojo", establece un límite a la venganza, no la exacerba. Mira, en nuestra naturaleza pecadora siempre consideramos las ofensas hacia nosotros como mucho más graves que las ofensas hacia los demás, por ello, si  en un pleito perdiéramos un diente (por poner un ejemplo) lo que desearíamos sería arrancarle la quijada a nuestro oponente. Si perdiéramos un ojo quisiéramos sacarle la cabeza.

Cuando en Éxodo 2, Levítico 24 y Deuteronomio 19 se establece esto, lo que Dios está haciendo es impedir una violencia excesiva y establece un principio de equidad entre la ofensa y el castigo. No depende ya del enojo del ofendido, sino que el castigo deberá ser proporcional a la ofensa.

Quienes creen que La Biblia invita a la venganza con esta frase, simplemente no han leído la fuente original sino que se han dejado influenciar por interpretaciones equivocadas. Una vez más, el sentido correcto de La Palabra es fácilmente comprendido simplemente leyendo el contexto en el que se establece.

Todos anhelamos un mundo en el que se establezca una justicia perfecta... y justamente eso es lo que representa el "Ojo por ojo, diente por diente". Un día se hará realidad (Apocalipsis 20)... y aún así habrá quien no esté de acuerdo, es que el problema, más allá del ojo y el diente, está en el corazón de un pecador no arrepentido... pero esa es harina de otro costal.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Bitácora del capitán I

Bitácora del capitán


Ilustrísima dama:
Han sido dos días de andanzas y desvaríos... uno de los marineros naufragó en enfermedades, sucumbiendo con ello todo el plan original que se había trazado. Tuvimos que cambiar de mapa y derrotero pero henos aquí, ahora -aunque es noche- con nuevos albores, la vela hinchada con nuevos vientos y navegando esperanzados con el ancla a la pendura.

Debo confesar, pido excusas a Usía, mi torpe legua en la narración de tamaño periplo, pero es que sólo soy un decidor de cosas cotidianas y, ¡Ay de mí!, a la hora de ver el presente y trazarlo en letras, vuestra imagen turba todo intento. Como apuntaba correctamente don Cervantes: "¡Oh, memoria, enemiga mortal de mi descanso!" Vuestra evocación -añoro dulce de mis entrañas- me distrae de la crónica debida y sólo atino a desgarrar unos garabatos... 

Con todo, vemos pronto el arribo al cabo de Buena esperanza, no el austral, sino el nuestro. 

Suyo,
El capitán de Los peregrinos

PD. Comidos y bañados, el valioso encargo de vuestra merced descansa plácidamente en sus aposentos.


jueves, 1 de octubre de 2015

Los cuentos del tío Segundo...

Perdón por la nostalgia...

Esta semana mi papá me contó que murió el tío Segundo, aunque en realidad no lo veía hace más de 25 años, siempre lo recordábamos con cariño.

En Vallegrande, ese pueblito que se hizo célebre al albergar la tumba del Che Guevara, mi tío tenía una tienda en la que había juguetes, instrumentos de ferretería, fruta y cigarros.  Cuando éramos niños íbamos bastante seguido a ese "México Chico" (Vallegrande se conoce como "México Chico" por esa tradición de cantar canciones rancheras y porque prácticamente todos en el pueblo tocaban guitarra... y eso se veía en las películas del cine de oro mexicano) 

Tengo muchos recuerdos de esos tiempos con el tío Segundo, por ejemplo, tengo muy marcado en la memoria cómo nos sentaba a la mesa y con un machete partía una sandía... así, sin más ni más, le entregaba una mitad a mi hermana y me daba la otra a mí, y así pasábamos la tarde. O cómo con una sonrisa habitual sacaba monedas de las orejas de todo el mundo y hacía magia en el momento más inesperado.

Pero tal vez la manera más profunda en la que el tío impactó mi vida fue a través de las historias que mi papá nos contaba a la hora de dormir. En aquella época no queríamos las historias clásicas para niños, exigíamos siempre "Un cuento del tío Segundo". Mi papá entonces nos contaba historias fantásticas protagonizadas por dos niños: Ibertcito y Carlita, juntos se metían en varios problemas y siempre salían airosos con la ayuda de la magia del tío Segundo y los siempre útiles "polvitos mágicos de la tía Celestina"

Esta semana, mientras comentaba esta noticia con mi esposa, ella me recordó cómo cuando llegué a México comencé a escribir cartas -a manera de una bitácora personal-, y cómo esas cartas (que nunca envié a nadie) siempre estaban dirigidas con cariño al tío Segundo.

Hoy cierro ese capítulo. Ya habrá tiempo de releer todo lo que escribí, que en cierto sentido, seguían siendo cuentos del tío Segundo... sólo que en este México, que no es tan chico...

lunes, 28 de septiembre de 2015

Un post rápido sobre mi cumpleaños

Hoy es mi cumple y desperté con una estrofa en la mente:

"Tantas veces te mataron
tantas resucitarás.
Cuántas noches pasarás desesperando
Y a la hora del naufragio
y a la de la oscuridad
Alguien te rescatará
para ir cantando"

No puedo decir nada más que, a pesar de haber cantando tanto esta canción, en tantas guitarreadas y con tantas personas, nunca tuvo tanto impacto en mi vida, como cuando en verdad conocí al Señor Jesucristo, que vino a rescatarme para ir cantando. Y aunque no lo crean, eso sucedió justo un par de días antes de un cumpleaños, allá a finales del siglo pasado...

Muchas gracias a todos quienes me escribieron, llamaron por teléfono, mandaron mensajes de texto o vía whatsapp, facebook o tuiter. Les comparto esa canción ("La cigarrra") en una versión que hicimos en 1994, en la universidad. El sonido no es muy bueno, pero lo compensa la nostalgia.




jueves, 24 de septiembre de 2015

¡Niña Camba!

Uno de los momentos más especiales que puedes vivir cuando vives fuera del país donde naciste, es escuchar alguna canción de tu tierra en voces de la nación en la que ahora te toca residir. Eso me pasó muchas veces, sobre todo con la canción "Niña Camba", que la he escuchado un sin fin de veces en el metro o en Coyoacán, aquí en México.
Hay una sensación de nostalgia y también -en este caso- incluso un guiño al misterio porque sabes que de todos los que en ese momento están escuchando la canción, muy pocos (tal vez sólo tú) entiendes lo que quiere decir "Camba".
Todo esto, sólo como pretexto para celebrar que hoy, 24 de Septiembre, es el aniversario de Santa Cruz de la Sierra.
A miles de kilómetros de distancia, también estamos los que nos hemos dejado "arrebatar súbitamente por la inmensa cachuela del espacio" (chécate este Poema de Raúl Otero Reiche)

Les comparto esta versión de Niña Camba, tocada por personas de distintos países, desde Alemania: ¡Viva Santa Cruz!


¡Ah! Casi lo olvido: Se le llama "camba" al que nació en el departamento de Santa Cruz, por tanto, una "niña camba" es simplemente una "niña nacida en Santa Cruz"

lunes, 21 de septiembre de 2015

¡Nació varón! (2do cumpleaños de mi hijo)

A principios de los 80 mis papás regresaron de algún viaje con un cassette (El lic. Retamozo, en la universidad siempre corregía "se dice 'una' cassette"). En ese dispositivo de resguardo sonoro (para no entrar en debates) había una canción que desde que era niño me llamaba la atención, en aquel tiempo ni siquiera entendía la letra completa... pero la escuchaba con pasión...

¡¡Hoy, 21 de septiembre mi hijo cumple 2 años!! y en mi mente sólo resuenan fragmentos de esa canción:

"¡Nació varón! Señores ¡Nació varón!
Su hijo es un niño hermoso y grandote
Señores ¡Nació varón!"

Hoy puedo celebrar que Dios me vio y me otorgó un deseo que desde niño germinaba en mi corazón. 

"Que Dios le alumbre el camino
en su largo caminar
y que guíe su destino
por la luz de la verdad"
Esta es la canción que me retumba en la cabeza:

viernes, 18 de septiembre de 2015

Una lucha contra mi compu

Esta semana mi compu se puso lenta (la pereza a veces alcanza hasta al silicio), decidí reiniciarla para poder hacer con calma lo que tenía planeado.


Antes de reiniciar el dichoso computador, noté que decía que tenía actualizaciones pendientes... pensé ingenuamente: "pos cuánto se tardará, no será mucho"... grave error... inició el proceso y un par de horas después la cosa comenzó a preocuparme.

Como yo no sé nada de computadoras, pregunté a través de las redes sociales cuál sería el mejor procedimiento en estos casos...

Me llegó una avalancha de consejos (Gracias a Dios tengo muchos amigos que se tomaron la molestia de decirme cuál era su punto de vista). Hubo quien me sugería cambiar de sistema operativo, otros decían que apagara la compu sin temor, algunos proponían que me armara de valor y paciencia y que no hiciera nada para evitar alguna falla peor, no faltó quien me sugería que cambiara a una Mac...

Y todos hablaban partiendo de la experiencia que habían vivido... eso es lo interesante: partiendo de sus vivencias había una gran cantidad de opciones, a cada quien le funcionaba algo distinto...

En la vida real no podemos confiar simplemente en lo que a otros les ha funcionado, por ello Dios nos dejó Su voluntad escrita, a la que podemos acudir y que podemos consultar claramente. No necesitamos entrar en la angustia de preguntarnos ¿Quién tendrá el mejor consejo? porque el consejo lo tenemos directamente de Dios (Él es el Admirable Consejero... Isaías 9:6)

En términos de computadoras una mala decisión puede llevarme a perder mi equipo, pero nada más, al final de cuentas es sólo una máquina. En términos de la vida, una mala decisión puede hacerme perder mi familia, mi paz, mi comunión con Dios, etc.
¡Qué bueno que en esos casos La Palabra es segura y el consejo es sabio!

¿Qué pasó con mi compu? ¿A quién le hice caso?
Lo diría pero mi compu se niega a revelar ese secreto... al final del día, hasta el silicio tiene su humor...
      ...a veces :)

martes, 15 de septiembre de 2015

Permítanme un panegírico: Álvaro Eguino

Siempre con sonrisas naturales
Hoy, 15 de septiembre, todos celebran a México -y yo también, por supuesto- pero también celebro a Álvaro, mi amigo.

Supongo que fue en febrero de 1984 cuando por primera vez lo vi llegar al colegio pidiendo que alguien le prestara un cuaderno porque no había hecho la tarea.

En algún momento nos hicimos amigos y fundamos el "Club La-ra-la", que por cuestiones fonéticas luego se convirtió en "Los  pingüinitos".

En aquella época fuimos compañeros en la escuela y además en las materias extras de coro, pintura y ballet; y en todo, él siempre era mejor que yo; es que mi amigo nació 13 días antes que yo, y desde entonces ha mantenido esa ventaja sobre mí.

En "La Bodega" con
Los Amigos de la Novia
Durante todo el tiempo de la escuela fuimos compañeros en todos los viajes. Viajamos en autobús, empolvados hasta San Javier, corrimos por el techo de un tren camino a San José, y también en tren cruzamos el salar de Uyuni hasta congelarnos en la frontera con Chile. Atravesamos el océano y subimos a la Giralda en Sevilla... en fin, recorrimos muchísimo camino juntos.

Fue Álvaro quien me enseñó a hacer el moonwalk de Michael Jackson y a hacer un dibujo abstracto, que todavía hago cuando estoy nervioso.

Cuando vino el tiempo de la universidad, yo ingresé a Ingeniería electromecánica, Álvaro en cambio, se fue a otra ciudad y comenzó la carrera de Ciencias de la Comunicación, en alguna ocasión nos vimos y me dijo: "¿Qué haces en ingeniería? ¡Deberías estar en Comunicación!". Terminando el semestre hice mi cambio a Ciencias de la Comunicación, por supuesto.


Unos dos años después, yo ya había cambiado mi residencia y estaba estudiando (¿estaba estudiando o simplemente asistía a la universidad?) en la ciudad de La Paz... entonces le devolví el favor y le dije "¿Qué haces en Cochabamba? ¡Deberías venirte a vivir aquí!". Al inicio del siguiente semestre lo encontré en la universidad, ya instalado en esa nueva ciudad.

Juntos perdimos un semestre en la carrera por irnos al Festival internacional de la Cultura en Sucre (donde, por esas cosas que pasan, sin saberlo se cerró el destino y se abrió el camino que dos años después me traería a México... pero esa es otra historia).

Formamos varias bandas tratando de satisfacer al cocodrilo del bolsillo: "Los amigos de la novia", "Fractales", "Alivlá", "Zaliva Zueka" y el tan célebre: "Jazz Tala Con Fusión" (léase: ya 'stá la confusión).

En el tren,
camino a San José
(De arriba abajo: Vladmir,
Álvaro y yo)
Un día regresé de México y Dios me sorprendió cuando, al encontrarme con Álvaro, resultó que ambos habíamos creído en el Evangelio, casi al mismo tiempo.

Maestro de canto, pianista, actor (ganador de varios premios), compositor, cantante, violinista, arreglista, Lic. en Ciencias de la comunicación, escritor, poeta y más.Toca guitarra y batería; y dicen que fue famoso porque era maestro en un reality Show hace un par de años... eso es lo que todos ven de él. Yo sólo veo que Dios fue bueno porque bendijo mi vida con este caballero desde hace más de treinta años.

Hoy es su cumpleaños... y una vez más va un paso (o 13 días) delante de mí. ¡Feliz cumple, amigo! Que Dios llene de bendiciones cada uno de los días que tienes por delante.

Aquí la canción "Tu sol" de Fractales:

Miguel Yaksic - Voz
Pepe Valdivieso - Bajo y coros
Hugo de Ugarte - Guitarra
Álvaro Eguino: Teclados
Ibert Cruz: Batería





lunes, 7 de septiembre de 2015

Noé... ¿o sí e'?

Hace un año -más o menos- este post se me quedó en el tintero... aunque ya queda completamente anacrónico, hoy lo dejamos salir

Recuerdo muy  bien aquella tarde en que mi papá llegó a casa con el disco "Unicornio" de Silvio Rodriguez, por supuesto en aquel entonces no me interesaba ni su música ni su temática.
Unos años después reencontré ese disco y leí con especial atención la carta que tenía en la contraportada y se me quedó muy grabada esta parte de dicha carta:

"...El tema con que concluye este trabajo me ha proporcionado, en este último año, un buen montón de placeres y sorpresas. Doquiera lo mostré desencadenó un furibundo afán de hacerme saber dónde se hallaba mi unicornio perdido.
Comenzaron a llegar cartas, cables y mensajes; aparecieron fotografías, libros, pegatinas, postales y dibujos de toda variedad de unicornios. Incluso recibí noticias hasta de donde sé que jamás iría a pastar no sólo el mío sino cualquier otro.
Es extraño, pero alguna gente ve cosas donde no las hay, o lo que es peor: no pueden ver las cosas que realmente existen."

Aquella vez me llamó la atención esta idea de que "alguna gente ve cosas donde no las hay, o lo que es peor: no pueden ver las cosas que realmente existen"; y esa frase me retumbaba en la cabeza hace algunas semanas cuando el Facebook se llenaba de indignados comentarios acerca de la más reciente versión cinematográfica de Noé.

Evidentemente la película era un negocio y su meta era recaudar dinero, no brindar educación o información acerca de un pasaje bíblico  ni anunciar al mundo la bondad de Dios ante el hombre y la severidad de Dios contra el pecado; dicho en una frase: no era una película cristiana... por tanto ¿por qué indignarse tanto? ¿por qué desatar una serie de intentos de "boicot" en contra de la película, descalificando a creyentes que simplemente querían ir al cine?

Lo peor del tema es que muchos de los indignados por las  blasfemias de esta película, contemplan embelesados sermones antibíblicos de: "Busca tus sueños","Reclámalo" y otras doctrinas centradas en el hombre y no en Dios.

Qué extraño reclamar sana doctrina a un grupo de personas cuya meta es ganar dinero y no examinar cuidadosamente lo que escuchamos o aprendemos, aún teniendo el privilegio de poseer una copia de La Palabra en nuestras manos. (¿Será que tenemos que "Berear" más (Hechos 17:10-11) y "berrear" menos?)

Cuánto necesitamos que Dios abra nuestros ojos para ver la realidad de la realidad y no estemos "viendo cosas donde no las hay" y podamos "ver las cosas que realmente existen."



martes, 1 de septiembre de 2015

La Palabra y el Alma

Una de las cosas que suelo hacer cuando estoy en casa de mis padres, es revisar y releer (o por lo menos hojear un poco) algunos de los libros que me impactaron cuando vivía allí. Debo confesar mi consistente fracaso en leer "El péndulo de Foucault"... en estos años siempre comienzo a leerlo y termino por abandonarlo, a veces por Inodoro Pereyra, a veces por Asterix o La Odisea. Esta vez fui decidido... y terminé abandonando mi lectura por releer un libro que en la universidad leía y regalaba una y otra vez: "Las palabras andantes" de Eduardo Galeano (evidentemente conmovido por la muerte, casi cercana, de este autor que me marcó desde colegio)

"Las palabras andantes"
(Eduardo Galeano)
La cosa es que en una de las "ventanas" que tiene el libro encontré lo que está en la foto y me sorprendió esa idea: La palabra y el alma directamente relacionadas. Por supuesto, no hablo de la palabra escrita por hombres sino por La Palabra de Dios (así, con mayúsculas)

Es La Palabra (así, con mayúsculas) la única que puede dar vida al ser humano: renacemos de simiente incorruptible, por la Palabra de Dios que vive y permanece para siempre (1 Pedro 1:23). Por eso es importante que anhelemos esta leche espiritual no adulterada (1 Pedro 2:2) y también que anunciemos y mantengamos pura esta leche espiritual, para que nosotros mismos -y también otros-  podamos crecer...

                          ...y sí, quienes mienten La Palabra (con mayúscula) en verdad son traidores del alma.

viernes, 28 de agosto de 2015

Entre una nación y otra... y otra.

Dicen por ahí que quienes han vivido en dos países están condenados a siempre sentirse fuera de casa; esto porque no importa dónde estén, siempre hay una nostalgia por regresar al otro hogar.
Yo tengo ya 15 años viviendo en México y cada que voy a Bolivia de vacaciones encuentro muy doloroso el regreso, pero si tomara mis maletas y volviese a mi Santa Cruz de manera definitiva... extrañaría a esta otra tierra que me ha dado cobijo.
Es esa sensación de añoranza dolorosa ("añoralgia" dirían Les Luthiers) nos inunda mientras estamos de este lado del universo. No importan las circunstancias que nos rodeen, siempre estaremos un poco incómodos  porque hemos conocido -por lo menos en fe- cuál va a ser nuestra ciudad definitiva. Hay un apego a ciertas cosas y ciertas personas de este mundo, pero hay una nostalgia por ese lugar... o más bien, por quien nos espera al otro lado del sol.
La gran diferencia es que no extrañaremos ni esta tierra, ni este tiempo. La presencia del Señor Jesús será suficiente para llenar toda añoranza sin empañar la melancolía de estos tiempos fugaces.
Bueno, siempre que, de la encantadora ciudad de Santa Cruz regreso a México,  me entra un desbalance "geográfico-sentimental", y eso se acentúa mientras voy atravesando los cielos porque siempre estoy abandonando la tierra en que nací, dirigiéndome a la tierra en que nací espiritualmente... mientras contemplo las nubes, esas nubes que esconden nuestro anhelo y, de donde vendrá el que me llevará a mi habitación eterna a su lado.
Toda la tecnología que abunda en los aviones no aminora esa sensación de "extranjeréz" que me arrebata. Tal vez por eso, mientras surcábamos los aires, decidí ver "West Side Story", esa película que tantas veces había visto en compañía de mi mamá, y que en una escena fantástica, toca el asunto de la tierra que se deja, sin saber si en verdad en la nación adoptada, en verdad se está mejor.
En nuestro caso, la nación que nos ha adoptado, la tierra a la que iremos a vivir con nuestro Señor, será sin duda mucho mejor de lo que jamás habríamos imaginado.
Te dejo la escena (que seguramente conoces) y que me gusta mucho. (Un día contaré lo que pensaba cuando veía esta escena en mi flamante VHS hace más de 20 años)

viernes, 21 de agosto de 2015

No me asusta el acertijo...

Interpretando "El teléfono del amor"
1991
Les Luthiers me acompañó desde pequeño. El primer cassette (sip, en aquellos tiempos eso era un gran avance tecnológico) que llegó a mis manos fue "Hacen muchas gracias de nada", a mediados de los años 80.
Recuerdo haberlo desgastado escuchando todo una y otra vez; como es lógico, no entendía ni la mitad de los chistes ni referencias que se hacían, pero no importaba, lo que alcanzaba a entender era suficiente.
A pesar de no comprender bien lo que se decía (además hay que recordar que no existía el internet, por tanto no había dónde buscar la letra de las canciones o cosas semejantes) memoricé todo el show, simplemente de escucharlo tanto.

La payada de la vaca
1992
En los tiempos de colegio nos dedicábamos a representar esas obras cada que había alguna oportunidad. Como no había videos, rellenábamos con imaginación todo lo que no teníamos en conocimiento.
Años después, y en los momentos más inesperados -de pronto y de la nada- alguna idea cobraba sentido y comprendía el chiste o el juego de palabras. Alguna vez me sucedió eso estando en un autobús de la línea 4, camino a mi casa, y no pude aguantar la risa... lo que me generó miradas al rededor porque sin ningún tipo de razón este muchacho comenzó a reírse en medio de un trayecto sin gracia.

Con la Palabra de Dios nos pasa igual. Muchas cosas no las comprendemos bien, pero si las guardamos en nuestro corazón, en algún momento el Espíritu Santo unirá los cabos sueltos y en el instante adecuado todo estará claro. También me ha sucedido eso: pasajes que estoy meditando porque no los comprendo, luego de un tiempo, sin previo aviso y sin nada relacionado, cobran significado... normalmente no me carcajeo como me pasó con Les Luthiers, pero siempre es un motivo de gozo.

Todavía hoy, treinta años después (¡Cómo pasa el tiempo!) puedo decir de memoria shows completos de Les Luthiers. De hecho, muchas veces digo frases que son tomadas directamente de sus conciertos (En las introducciones que hago para Converso verso a verso, frecuentemente hago alusiones a diálogos de Les Luthiers). En la universidad, con un grupo querido de amigos hablábamos casi en clave citando frases y palabras lutherianas.

Que La Palabra abunde en nuestros corazones y podamos meditar en ella, no sólo hasta memorizarla, sino hasta que sea parte de nuestras vidas.

Esto lo escribo hoy porque amanecí con la noticia de la muerte de Daniel Rabinovich, uno de los integrantes de Les luthiers.
¡Achicoria!

Para quienes no conocieron a Les Luthiers, aquí un tema que canta Daniel Rabinovich "Neneco"


martes, 11 de agosto de 2015

La Cambópera y mis días

Acabo de ir a un concierto... mmm... ¿Concierto? En realidad, decirle concierto desconcertaría a más de un participante porque fue algo mucho mayor a un concierto.

La cosa es que lo disfruté mucho por diversas razones, la principal: porque fui con mi familia. La segunda: porque simplemente todo estuvo bien hecho (que hay cosas que podrían mejorarse, sin duda, pero que de eso se ocupen los que se deben ocupar de esas cosas).

Pero otra cosa que me deleitó fue el ver el mismo teatro en el que yo me presentara tantas veces, ahora ocupado por chicos que han ido mucho más allá de los horizontes que nosotros teníamos en aquellos dorados principios de los '90 (y muchos de esos chicos los vimos como párvulos en la vida y en la música)

En ese teatro pasamos tiempos de angustia en ensayos infructuosos y también recibimos aplausos generosos. Dios sabe cuánto ha marcado mi vida con cada espectáculo montado cuando niño.
A Pablo lo conozco desde que yo
era un jovenzuelo y él un niño
Incluso hubo un momento en que la nostalgia me arrebató y me dieron ganas de regresar a esta mi Ciudad de los anillos (tal vez todavía puedo ganarme un lugar en la Camerata como baterista) pero luego volví los pies al suelo y-sobre todo- los ojos al cielo y me di cuenta de que ese tiempo fue hermoso, pero ahora tengo otro propósito y otras tareas que hacen de este tiempo presente algo hermoso también.
Qué fácil es desenfocarse y perderse en el pasado. Sumergirse en un "qué lindo fue aquel tiempo..." O perder la perspectiva ante un irreal "Cómo sería si es que..." (El famoso "what if" anglosajón) o incluso un angustioso y futurista: "Cuando sea..."
El pasado, el futuro y el imaginario son grandes distractores. El hoy es hermoso porque es lo que Dios nos da día a día (hay quien dice: "el ayer es un recuerdo, el mañana es incierto. Sólo tenemos el hoy, y ese es un regalo, por eso lo llamamos "presente"). Hoy, en la circunstancia que esté, es hermoso porque es un don de Dios.
Y el hoy de los chicos de la Camerata suena bien para el mañana que llegará. Hoy por hoy me gustó escucharlos, pero no me atrevería s cambiarle la paleta al pintor que hoy me dibuja en otro cuadro.
Eclesiastés 3:11 "Todo lo hizo hermoso en su tiempo..."

viernes, 13 de marzo de 2015

Alex Rodriguez... permítanme un panegírico

Hay muchas personas que han tenido gran influencia en mi vida. Una persona de esas que han sido fundamentales en mi crecimiento, sin duda alguna es Alejandro Alex Rodriguez.
Déjenme contarles sólo un par de anécdotas:


Caretas

Era enero de 1993, yo acababa de recibir mi batería, y Alex se preparaba a presentar "Caretas", un libro que -literalmente- podía leerse al derecho y al revés. Para la presentación nos pidió que hiciéramos algo de música. Con unos amigos nos inventamos un trío de Jazz (supuestamente jazz) y así nació Zaivlá. Una de las bandas más singulares en las que he estado. 

Tocábamos "Days of Wine and Roses" junto con "Dios está aquí" y terminábamos con un pupurrí de música folcklórica boliviana.

Así nomas comenzó aquello.

En Villa Albina (creo) Cbba, Bolivia 1993

El Señor de los anillos

En aquella época era muy difícil conseguir ciertos libros en Bolivia (a veces porque simplemente no llegaban y casi siempre porque no teníamos suficiente dinero). Habíamos oído hablar del clásico libro de Tolkien "El Señor de los anillos" pero no teníamos cómo conseguirlo (para los lectores jóvenes: hubo un tiempo en que no existía internet).

La cosa es que conocíamos un poco de la trama: sabíamos que había enanos, trolls y hobbits (para los lectores jóvenes: Peter Jackson no había destrozado los libros con esas aburridas películas) Entonces un día llega Alex con unas hojas bajo el brazo: Ya que no teníamos cómo conseguir las obras de Tolkien, Alex decidió escribir "El Señor de los anillos" como él creía que podría haber sido escrito. El resultado fue un cuento fabuloso en el que los enanos tenían que usar sombrero porque sino el viento les arrancaba la cabeza.

Entonces aprendí que a veces, uno lee el libro que está escrito y otras uno escribe el libro que quiere leer.

Batman

En un tiempo de crisis existenciales, sumergido en una depresión de las fuertes... Alex apareció en mi casa, a media noche, con dos muñecos de Batman para recordarme la existencia de super héroes y darme ánimo. Luego de una plática nos fuimos caminando hasta las lagunas de Espejillos, a unos kilómetros de la ciudad. Ahí nació mi afición por afirmar que yo soy Batman.

Todo lo demás

En Valencia, España. 1992 (A la derecha Alex)
Me faltaría tiempo para describir la cantidad de cosas que pasamos: Hicimos festivales como parte de campañas contra las drogas, fuimos de casa en casa a dar infinidad de serenatas, luchamos contra unos perros en Madrid por un poco de agua en un parque, reímos como locos con "Cual es la onda" (de José Agustín) en Sucre... 

Él se fue a Europa, durmió en castillos y se disfrazó con armaduras de caballeros a media noche y un día regresó a Santa Cruz y siguió dedicado a escribir y a imaginar. 

Lo vi hace un par de años, ya los dos casados y con hijos... un poco más tranquilos, pero sólo nos tomó un minuto para hacer una lista de lo que nos faltó hacer y no pudimos (como jugar ajedrez en las paredes de una escultura de Mario Botta porque aquella vez, en 1998, no nos dejaron...)

En fin, todo esto para decir que hoy es su cumpleaños. 
Feliz cumple Alex. Gracias por todo lo aprendido. Un abrazo.