jueves, 29 de enero de 2026

Presentación del Blog

Han pasado varios años desde que comencé este blog y esta semana se me ocurrió tratar de ordenar  el material que se ha ido acumulado aquí, por ello estoy haciendo algunos cambios y acomodando todo a través de distintas pestañas.

De todos modos, debajo de esta publicación podrás ver todas las entradas en orden cronológico, de la más reciente a la más antigua.

PESTAÑAS

Gotitas

En esta sección pongo algunos pensamientos y reflexiones que me suben a la cabeza  y que alcanzo a escribir. Es como una sección de opinión, un lugar en el que puedo compartir una visión personal y subjetiva de distintos aspectos de lo que me sucede o me entero.

Estudiar la Biblia

Aquí pongo (¿pondré?) algunas notas específicas acerca del estudio bíblico, es decir, algunos consejos y ayudas que a mí me han sido útiles a la hora de acercarme a La Palabra, ya sea en un tiempo devocional o en el rigor del estudio para enseñanza. Esta es la razón que me movió a ordenar todo. Quisiera que quien desee estudiar la Biblia -pero no le interesen mis opiniones- pudiera navegar hasta esta sección sin tener que leer qué pasó con el aguacatero de mi casa o con lo que pienso de los animales...

Biografía

De vez en cuando me asalta la nostalgia y se me ocurre contarte alguna cosa de mi vida. En esta sección iré acomodando las ventanas a esas escenas. Los panegíricos que escribo acerca de personas importantes para mí, también estarán en esta pestaña porque cada una de esas personas ha sido (es) parte fundamental de mi vida.

Noticias

En esta pestaña están los anuncios de eventos y actividades a las que quisiera invitarles. Usualmente estas actividades son en un tiempo específico determinado.

IBSM

Esta sección es para los alumnos del Instituto Bíblico Semilla de Mostaza. Ellos sabrán qué hacer y cómo utilizarla.


Probablemente me tome un buen tiempo el organizar todo... pero espero ir haciéndolo poco a poco. Muchas gracias por visitarnos en el barrio de Gotitas

sábado, 19 de octubre de 2019

¿Libres de qué...?

Hace muchos años, alguien a quien yo respetaba y admiraba me dijo: "eso del cristianismo ha ayudado a mucha gente (drogadictos, alcohólicos, etc.) pero a otros les ha arruinado la vida...".

Recuerdo haber estado de acuerdo. Al final de cuentas quienes lo necesitaban, habían encontrado en el cristianismo una manera de ser libres ("pobrecitos ellos" pensaba) pero nosotros -"la gente bien"-, no necesitaba eso, y quienes se convertían al cristianismo sólo hallaban un manera de encerrarse y privarse de una vida libre...

Cuánto me parecía a los fariseos de Juan 8. Cuando Jesús les dice que conocerían la verdad y ésta los haría libres (checa este link si no has leído esa entrada) ellos contestan seguros y confiados: "Jamás hemos sido esclavos de nadie" (Jn 8:33)

PERO...
(siempre hay un "pero")

El problema es que a veces nos acostumbramos tanto a nuestra propia esclavitud que el mero hecho de ver que nuestra celda es más amplia que la de al lado parece hacernos creer que somos libres. Nos acostumbramos tanto a juzgarnos en relación a otros, que al mirarnos a su luz pareciera que no somos esclavos. (Los fariseos veían a los esclavos de la sociedad como prisioneros y al verse a sí mismos olvidaban que estaban bajo el yugo de Roma... sólo porque no tenían grilletes)

"Todo el que hace pecado, esclavo es del pecado" contestó Jesús.

Yo hubiera respondido... "bueno, es que lo que tú llamas pecado en realidad para mí no lo es, tú eres de mente limitada y te gustan los límites. Yo, en cambio soy libre".

Cuán equivocado estaba. Yo pensaba que volaba pero en realidad estaba en caída libre (y admitamoslo, por unos instantes ambas cosas pueden parecerse).

Fue hasta que Su luz  (Juan 8:12) me sacó de las tinieblas que comencé a ver mi propia realidad... y sólo entonces, ante la libertad verdadera, vi cuán esclavo era.

La gente no necesita comprender su esclavitud (hubiera sido imposible convencerme de que no volaba), sino ser alumbrada por la Luz del Evangelio. Al final de cuentas, nadie puede liberarse a sí mismo, sino que es el Hijo quien puede hacernos verdaderamente libres.

martes, 8 de octubre de 2019

¿Una verdad o La Verdad?

Hay una multitud de cosas que creemos desde niños y que años después nos damos cuenta de que son falsas verdades.
Es algo tan común que en internet hay una gran cantidad de videos que buscan desmitificar esas verdades que nos han acompañado desde tiempos inmemoriables. Es bueno abandonar esas creencias y abrazar la verdad que ahora se nos enseña. No por nada se dice: "Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" ¿no es verdad?

PERO...

(Siempre hay un "pero")
"Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" es una frase que se utiliza en muchos contextos y de muchas maneras, pero cuando Jesús la dice en Juan 8:32, la dice con un sentido muy claro y con un propósito muy definido.

Comencemos notando que Jesús no está diciendo que es necesario conocer una verdad (o varias verdades) para ser libres, sino que dice con claridad: "La" verdad. No una de las muchas verdades naturales que podríamos descubrir sino La verdad, única y definitiva.

Además, Jesús no habla de "la verdad" como un concepto que debemos comprender sino como una persona a la que debemos escuchar y creer; verás, unos versículos más adelante (en el v. 36) lo aclara diciendo: "Si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres" (El Hijo = La verdad)

Las verdades naturales nos libran de algunas ignorancias pero no pueden traer la libertad genuina que Sólo Cristo puede traer. Ese "verdaderamente libres" sólo viene cuando conocemos cotidianamente a Cristo, quien es La Verdad (única verdad) que nos hace verdaderamente libres.

¿Libres de qué? podría decir alguien... buena pregunta, de la que hablaremos pronto, en otra gotita.


lunes, 30 de septiembre de 2019

El amor cubrirá multitud de pecados

Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados. (1 Pedro 4:8) 


Sabemos que Cristo pagó por nuestros pecados en la cruz ¿De qué hablamos cuando hablamos de cubrir pecados con amor?

Bueno, comienza hablando de la importancia de tener ferviente amor entre nosotros, y luego nos dice la razón: porque ese amor ferviente cubrirá multitud de pecados. (Aquí "ferviente" es la traducción de una palabra que da la idea de algo que se estira, que se extiende, que persevera)

Verás, día tras día y vez tras vez, todos pecamos. Y muchas veces ese pecado va directamente contra las personas que están cerca. Es verdad que sabemos que Dios nos perdona, pero aún así nuestro pecado puede lastimar profundamente a quienes nos rodean.

A veces son equivocaciones que cometemos... pero otras veces simplemente es pecado, sin atenuantes.

Esto lo puedes ver también desde el otro lado: La gente que está alrededor de ti va a pecar contra ti. A veces serán equivocaciones sin querer... otras serán simplemente pecado. ¿Qué hacer?

Pues hacer lo que nuestro Señor nos indicó: tratarles de la manera en que nosotros quisiéramos ser tratados. En palabras de Pedro esto es: cubrir sus pecados con amor ferviente.

¿Cuesta? Sí.
¿Duele? Por supuesto.

Pero da libertad, refleja el amor de nuestro Dios y nos permite ser como luminares en medio de una generación maligna y perversa.

Si solo amamos cuando somos amados, y sólo amamos a quienes nos aman... ¿entonces qué diferencia hay entre los cristianos y los demás?


viernes, 12 de julio de 2019

Acerca de las Guerras Médicas y la caída de Jerusalén en el año 70

Hace unos días en un curso sobre escatología tocamos tangencialmente algunos temas relacionados con la historia antigua y quedé en colocar aquí algunos podcasts que pueden servir como punto de partida para comenzar a investigar esos hechos.

Como siempre sucede, cada hecho histórico tiene una interpretación sujeta al ojo del historiador (de un lado sólo se ven héroes y desde el otro lado de la ribera sólo se ven tiranos...) pero creo que estos audios están suficientemente balanceados como para darnos un buen punto de partida.

Los audios son de Histocast (si le das click vas directo a su página), un podcast acerca de historia militar que sigo desde hace algunos años. En su página puedes buscar los audios organizados por temporadas anuales o a través del buscador temático.

Los podcast de los que hablamos en clase

Acerca de el asedio a Jerusalén y su destrucción (lo que se conoce como la I Guerra judeo-romana) está este primer audio:


Acerca las Guerras médicas (Las invasiones persas a Grecia) hay dos audios (el segundo es el que hablamos en clase)





Al ver la extensión de los audios tal vez te puedas desanimar pero si lo descargas a tu teléfono y los vas escuchando de a poco en los trayectos que tengas en el tráfico o cuando tiendes la ropa o sacas a pasear al perro te darás cuenta de que el tiempo pasa volando.

Bendiciones

viernes, 28 de septiembre de 2018

Nevaba cuando llegué

Yo, estrenando la vida en brazos
de mi abuela Rosa.
A mi lado Guillermo Revilla,
mi abuelo.
Dicen que nevaba allá, en un pueblito cruzando el Illimani, en el departamento de La Paz, Bolivia.

Dicen que había nevado por muchos días y que en medio de esa nevada yo decidí que era tiempo de nacer... o mas bien, que alguien lo decidió a mi favor.

Dicen que los caminos -pequeños y sinuosos a través de la cordillera- estaban cerrados por el hielo y la nieve, pero era necesario llegar a la ciudad, así que mis papás alistaron todo para iniciar la travesía (que de por sí ya era compleja, aún en condiciones normales).

Dicen que, en las llantas de la camioneta de la Bolivian Power, pusieron cadenas  para poder llevarnos a la ciudad, ante la inmediatez (¿insensatez?) de mi llegada.

Dicen que había una cuadrilla de hombres -con azadones y picos- que caminaban frente a la camioneta para ir abriendo el camino por el cual avanzar, y así evitar llevar a la camioneta a donde sólo había hielo pero ya no suelo, sino un barranco. Así, arrastrándose tras los pasos de los caminantes, la camioneta pudo evitar los despeñaderos.

Yo no recuerdo nada de eso, (¿cómo podría?)
pero dicen que así fue.

Un 28 de septiembre, en la ciudad de La Paz, luego de horas y horas de picar hielo y avanzar de poquito en poquito hasta llegar a la carretera... llegué yo. El mundo no lo supo, pero dicen que mis papás se alegraron.
Con eso era suficiente.

miércoles, 30 de mayo de 2018

Lo que creemos: La enseñanza - Predicación expositiva

Hace unos días me tocó predicar en Semilla de Mostaza México acerca de lo que creemos como iglesia acerca de la enseñanza.
¿Por qué enseñar la Biblia? ¿Por qué enseñarla de la manera en que la enseñamos?

Una de las cosas que hice fue citar a Gary Millar y Phil Campbell (Del libro "Saving Eutychus"), y después de la reunión un par de personas me pidieron que dejara por escrito lo que cité de ellos, así que aquí va: (Es una exhortación acerca de lo que debe hacer un pastor al predicar un texto bíblico)

"Donde Dios está explicando algo, debemos ayudar a que la gente pueda entenderlo. Donde Dios está advirtiendo debemos ayudar a la gente a sentir la urgencia y el peso de la advertencia. Cuando Dios quiere conseguir nuestro amor, debemos ayudar a la gente a sentir la fuerza de Su amor. Cuando Dios nos está corrigiendo tenemos que mostrarle a la gente que está yendo por el camino equivocado y ayudarles a volver al camino correcto. Donde Dios está consolando a su gente debemos hacer que la gente sienta la seguridad y la calidez de Su consuelo. Y eso, en pocas palabras, es la predicación expositiva" (Gary Millar y Phill Campbell)

Bueno, no tiene nada que ver con el resto del post, pero aprovecho para contarles que en Semilla Querétaro ya estamos subiendo las conferencias en audio a nuestra cuenta en Youtube (Esperamos pronto poder hacerlo en video), y estamos comenzando a estudiar 1 Corintios. Aquí abajo les dejo la primera conferencia de esta serie que hemos llamado "Asuntos Internos", a cargo de Isaac Espinosa: