lunes, 5 de diciembre de 2016

Un año de Semilla Querétaro - Diciembre 2016

Primera reunión
Miércoles 2 Diciembre 2015
Acabamos de cumplir un año en Semilla Querétaro. Podría escribir mucho acerca de las numerosas anécdotas que nos tocó vivir regresando los miércoles a media noche, o acerca de cómo todo esto fue un proceso que tomó mucho más de un año de oración y espera en Dios (Si Dios me presta tiempo y memoria lo haré poco a poco); pero hoy sólo quiero tratar de dar testimonio de lo que este  año ha sido de manera personal.

Este año Dios confrontó mi corazón de una forma tan clara que salieron a la luz muchas cosas que por mucho tiempo Dios había querido tratar y yo había escondido.

Metro a metro rumbo a la tormenta
Este año vimos la misericordia y el cuidado de Dios porque cada semana, sin falta, vimos por lo menos algún accidente en la carretera. Algunas veces eran percances medianos, otra veces eventos serios y dolorosos. De todos Dios nos cuidó en su gran misericordia y por gracia.

El equipo de servidores
después del primer domingo de
Semilla Querétaro
Este año Dios ha añadido gran familia a mi familia. Cuando comenzamos a ir todos los rostros de quienes comenzaron a asistir a Semilla eran nuevos y distintos, con el correr de este año hemos podido conocer amigos que tienen un anhelo profundo de servir a Dios y que son bendiciones sembradas en la carretera de la vida. Hemos orado clamando la misericordia de Dios y -más de una vez- hemos podido celebrar una oración contestada en el favor de divino. Ahora, cada semana es una oportunidad de reencontrarnos con amigos.

Este año Dios nos ha entrelazado con amigos que se sumaron a esta aventura y que, abandonando proyectos personales, actividades y poniendo fuerza, corazón y actitud, semana a semana se montaban en el coche gozosos de recorrer los más de 200 kilómetros que había que conquistar. Su ejemplo y amistad ha enriquecido a mi familia de maneras insospechadas. Esta distancia recorrida ha marcado de por vida a mi familia entera.
El equipo que ha servido en la primera
etapa de Semilla Querétaro

Por esto -y muchas otras cosas más- sólo puedo decir: Gracias a todos aquellos que han sido parte de todo esto que, como dije, ha sido la mano tierna de Dios que ha estado corrigiendo, derribando y construyendo mi vida a lo largo de este año.

"Porque contigo está el manantial de la vida; En tu luz veremos la luz" (Salmo 36:9)

Primer aniversario
Domingo 5 de Diciembre 2016