lunes, 2 de abril de 2012

¡Oremos! tres veces al día antes de cada comida...

En Semilla de Mostaza estamos celebrando que un grupo de jóvenes (seis en total) van en estos días a una comunidad rarámuri a servir en la construcción de una letrina, una cancha y alguna otra obra.
El viaje en sí mismo es una travesía: horas de vuelo, luego horas en autobús y por último horas de caminata por la sierra. Todo esto con el peligro natural de caminos poco transitados y además frecuentemente utilizados por grupos de narcotraficantes.
En fin, el viaje no es sencillo pero estos muchachos han estado orando por mucho tiempo esperando la oportunidad de ser enviados por Dios.Algunos van a estar dos semanas, otros se quedarán allá un mes y hay parte del equipo que ya está un mes en ese lugar

¿Qué podemos hacer nosotros?

La manera más sencilla (pero de ninguna manera insignificante) de involucrarnos es mediante la oración. ¿Qué te parece si todos los días, al momento de dar gracias a Dios por tus alimentos, le pides a nuestro Señor que guíe, fortalezca y bendiga a cada uno de esos chicos y la comunidad a la que están yendo a servir? ¿Te imaginas si todos oramos tres veces al día porque Dios utilice a estos muchachos como canal de Su Amor y como herramientas para revelarse a toda esa comunidad? (Lee Lucas 18:1-8)

¡Oremos! Dios es fiel