jueves, 5 de noviembre de 2009

Epafras

“…como lo habéis aprendido de Epafras, nuestro consiervo amado, que es un fiel ministro de Cristo para vosotros, quien también nos ha declarado vuestro amor en el Espíritu.”
Colosenses 1:7-8
Epafras era un hombre cuya vida mostraba evidentemente que conocía la Gracia de Dios. Pablo podía decirles a los colosenses: “¡Miren a Epafras, él es un ejemplo de alguien que no sólo ha oído, sino que ha conocido la Gracia de Dios; es alguien en quien la Palabra del evangelio lleva fruto y crece”.
Además Epafras era alguien que hablaba del amor que los colosenses se tenían, no se enfocaba en los problemas o en los chismes que siempre había -y hay- en las iglesias. Por último, Epafras era un fiel ministro (siervo) de Cristo, no sólo un "ministro" a secas sino un "fiel ministro".

Esto me lleva a preguntarme ¿Estoy dando evidencia en mi vida diaria de que soy alguien que conoce la Gracia de Dios? ¿La Palabra del evangelio, en mi vida, lleva fruto y crece o por el contrario cada vez escasea más?
¿Mi hablar cotidiano es de chismes y quejas o de amor con mis hermanos en Cristo? (Proverbios 26:20)
¿Estoy siendo fiel en lo que Dios me ha puesto a hacer? (sea lo que sea)