jueves, 4 de agosto de 2016

¡9 años de matrimonio!

Hace tiempo pensaba que el matrimonio sería una aventura... que sería como un cuento que tendría que ir descubriendo y escribiendo línea tras línea... pero sencillamente me faltaba un personaje en este embrollo... faltaba siempre esa estrofa pa liquidar la tonada, faltaba la sonrisa que concluyera este periplo...

Estaba recordando eso cuando me sorprendió mi noveno aniversario de bodas... y sí, digo bodas porque los avatares de este cuento nos llevaron a casarnos varias veces en varias bodas... (un día escribiré la crónica de tantos boletos de avión comprados...) pero al final, hace 9 años estaba anocheciendo mi última jornada como soltero. El 5 de agosto por la mañana sería la primera de nuestras bodas...

Esperé a mi esposa  cada segundo... y en verdad no sabía que la encontraría entre los millones de habitantes de lo que fue alguna vez el Distrito Federal de México... hoy CDMX.

En fin, sólo pensaba en  cómo al final terminó mi cacería de historias y llegué a casa... que siempre es donde quiera que esté Lucy...

Pensaba en eso y me resonaba en la mente esta canción que Alejandro Lerner "me plagió antes de que se me ocurriera" y que yo, en mi juventud, canturreaba pensando en Lucy, aún sin saber de ella...

Aquí la letra:

Estoy esperando un cuento, y quién me lo venga a contar
Estoy esperando que llegues y me canso de esperar.
Estoy esperando la historia que tengo en la imaginación
Estoy esperando la estrofa que le falta a mi canción

Y estoy esperando un cuento, del principio hasta el final
Te estoy esperando nena, que me vengas a buscar
Y estoy esperando un cuento del principio hasta el final
Te estoy esperando nena, tu guitarra ya esta acá

Ya tuve cuentos de aventuras, de brujería y de terror
Un poco menos de locura y un poquito más de amor
Me cuesta mucho acostumbrarme, dormido no tenía dolor
No quiero cuento que termine en otra desilusión
No quiero cuento que termine en otra desilusión

Aquí la canción: