martes, 15 de septiembre de 2015

Permítanme un panegírico: Álvaro Eguino

Siempre con sonrisas naturales
Hoy, 15 de septiembre, todos celebran a México -y yo también, por supuesto- pero también celebro a Álvaro, mi amigo.

Supongo que fue en febrero de 1984 cuando por primera vez lo vi llegar al colegio pidiendo que alguien le prestara un cuaderno porque no había hecho la tarea.

En algún momento nos hicimos amigos y fundamos el "Club La-ra-la", que por cuestiones fonéticas luego se convirtió en "Los  pingüinitos".

En aquella época fuimos compañeros en la escuela y además en las materias extras de coro, pintura y ballet; y en todo, él siempre era mejor que yo; es que mi amigo nació 13 días antes que yo, y desde entonces ha mantenido esa ventaja sobre mí.

En "La Bodega" con
Los Amigos de la Novia
Durante todo el tiempo de la escuela fuimos compañeros en todos los viajes. Viajamos en autobús, empolvados hasta San Javier, corrimos por el techo de un tren camino a San José, y también en tren cruzamos el salar de Uyuni hasta congelarnos en la frontera con Chile. Atravesamos el océano y subimos a la Giralda en Sevilla... en fin, recorrimos muchísimo camino juntos.

Fue Álvaro quien me enseñó a hacer el moonwalk de Michael Jackson y a hacer un dibujo abstracto, que todavía hago cuando estoy nervioso.

Cuando vino el tiempo de la universidad, yo ingresé a Ingeniería electromecánica, Álvaro en cambio, se fue a otra ciudad y comenzó la carrera de Ciencias de la Comunicación, en alguna ocasión nos vimos y me dijo: "¿Qué haces en ingeniería? ¡Deberías estar en Comunicación!". Terminando el semestre hice mi cambio a Ciencias de la Comunicación, por supuesto.


Unos dos años después, yo ya había cambiado mi residencia y estaba estudiando (¿estaba estudiando o simplemente asistía a la universidad?) en la ciudad de La Paz... entonces le devolví el favor y le dije "¿Qué haces en Cochabamba? ¡Deberías venirte a vivir aquí!". Al inicio del siguiente semestre lo encontré en la universidad, ya instalado en esa nueva ciudad.

Juntos perdimos un semestre en la carrera por irnos al Festival internacional de la Cultura en Sucre (donde, por esas cosas que pasan, sin saberlo se cerró el destino y se abrió el camino que dos años después me traería a México... pero esa es otra historia).

Formamos varias bandas tratando de satisfacer al cocodrilo del bolsillo: "Los amigos de la novia", "Fractales", "Alivlá", "Zaliva Zueka" y el tan célebre: "Jazz Tala Con Fusión" (léase: ya 'stá la confusión).

En el tren,
camino a San José
(De arriba abajo: Vladmir,
Álvaro y yo)
Un día regresé de México y Dios me sorprendió cuando, al encontrarme con Álvaro, resultó que ambos habíamos creído en el Evangelio, casi al mismo tiempo.

Maestro de canto, pianista, actor (ganador de varios premios), compositor, cantante, violinista, arreglista, Lic. en Ciencias de la comunicación, escritor, poeta y más.Toca guitarra y batería; y dicen que fue famoso porque era maestro en un reality Show hace un par de años... eso es lo que todos ven de él. Yo sólo veo que Dios fue bueno porque bendijo mi vida con este caballero desde hace más de treinta años.

Hoy es su cumpleaños... y una vez más va un paso (o 13 días) delante de mí. ¡Feliz cumple, amigo! Que Dios llene de bendiciones cada uno de los días que tienes por delante.

Aquí la canción "Tu sol" de Fractales:

Miguel Yaksic - Voz
Pepe Valdivieso - Bajo y coros
Hugo de Ugarte - Guitarra
Álvaro Eguino: Teclados
Ibert Cruz: Batería