viernes, 30 de diciembre de 2011

Propósitos para el 2012 (una sugerencia)

En esta época es muy común hablar acerca de los propósitos para el próximo año. La verdad es que yo nunca me he puesto a pensar en ello, pero, si quieres alguna sugerencia, qué te parece imitar a Esdras:

"Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la Ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos" (Esdras 7:10)

En ese versículo están condensados lo mejores propósitos para comenzar a hacer (si no lo has estado haciendo) o para continuar haciendo (si ya has comenzado), observemos:


1. Esdras había preparado su corazón:


¡Qué buen propósito!, antes de pensar en realizar actividades físicas (que no están por demás) o incluso actividades intelectuales (por demás necesarias), Esdras había preparado su corazón. ¿Le has dedicado tiempo a esto? ¿Sabes cómo preparar tu corazón?
A lo mejor esta es la razón por la cual nuestros tiempos de lectura no nos dejan nada, o el motivo por el cual las conferencias el domingo nos llegan a parecer insulsas. A lo mejor el problema está en que nuestro corazón no está preparado. Al igual que la tierra debe prepararse para recibir la semilla, debemos prepara nuestro corazón para recibir La Palabra.
El mejor método: Orar

2. Esdras quería inquirir la Ley de Jehová:

La palabra "inquirir" también puede traducirse como "frecuentar". ¿Qué lugares frecuentas en tu vida cotidiana? ¿Qué personas acostumbras a frecuentar? ¿Qué te parece si este año frecuentamos la Ley de Jehová?
Los beneficios de acudir a Dios a través de su Palabra son, simplemente, incalculables (puedes leer el salmo 119 o el salmo 19 como un pequeño "menú" de las bendiciones que recibirías) ¿Te parece un buen própósito?

3. Esdras quería cumplir la Ley de Jehová:

La obediencia a la Palabra de Dios es sencilla, y sencillamente se trata de obedecer. 
¿Alguna vez has comprado a principios de año un video o una máquina para "tener abdominales de acero"? Tal vez te has dado cuenta de que tener la máquina o el video no es suficiente, sino que es necesario llevar todo a la práctica para obtener el resultado. 
Puedes tener tu corazón preparado, y puedes inquirir la Ley de Jehová todo el día... pero si no tienes la intención de cumplir lo que Dios te pide... pues te conviertes en un religioso... y eso no sirve de nada.

4. Esdras quería enseñar los estatutos y decretos de Dios  a quienes estaban cerca:

Una vez que hemos recorrido los primeros tres pasos, el cuarto paso viene sólo: enseñar a quienes están cerca las verdades y bondades de Dios, que estamos viviendo diariamente.
Alguien dijo por ahí que las bendiciones de Dios son como la gripe: no se pueden "contagiar" si uno mismo no las tiene dentro de sí.
Todos tenemos cerca alguien que necesita escuchar una verdad de Dios, vivirla para compartirla es la mejor receta.

Te propongo estos cuatro propósitos para este joven 2012 que empezamos a caminar... caminémoslo, pues, con nuestro Señor, en nuestro Señor y por nuestro Señor Jesucristo.