viernes, 6 de marzo de 2009

...voy a dar mucho que hablar, cuando sea papá...

Ya sé que voy a ser el blanco de innumerable cantidad de críticas -y creo que muy merecidas- por tomar un tema de Pimpinela... (ups), pero lo cierto es que a principios de la década del 80 nació mi hermano y un poco después mi hermana grabó esta canción en un cassette... (qué análogo).

Claramente recuerdo una época de mi vida marcada por escuchar canciones de Pimpinela, que era lo que estaba sonando en ese entonces. (No había presupuesto para comprar discos nuevos así que había que conformarse con la programación de la radio). Esta canción en particular me resonaba en la cabeza y  la letra desataba una innumerable avalancha de imágenes.

Hoy, más de veinte años después, comienzo a entender verdaderamente eso que en aquella época sólo imaginaba.

Todo el día pienso e imagino cómo será el día que podré ver a mi hijo(a) cara a cara (hoy tengo que conformarme con ver en el ultrasonido la manera en que se pone la mano en la frente...)...  y eso siempre me mueve a pensar en cómo será el día en que nosotros estemos en la presencia de Dios, nuestro Padre... quien también nos anhela...

...el amor nos lleva a hacer locuras, como el amor de Dios entregándose por nosotros (locura para el que se pierde, pero esperanza a los que se salvan)... por eso, "...espero que no falte mucho para ese día..."
(Mis disculpas por poner a pimpinela... pero qué voy a hacer, así me siento. y sí, el video no es una gran cosa... es lo que había en la red)