lunes, 26 de mayo de 2008

Los buenos y el cielo

Desde tiempos viejos se nos ha enseñado que los buenos se van al cielo y los malos al infierno, hasta lo decía Enrique Guzmán “Se ha ido al cielo y para poder ir yo/debo también ser bueno para estaar con mi amoooor…”

Qué sorpresa es encontrar que Dios jamás lo planeó de esa manera porque, de ser así, el cielo sería un lugar con demasiados lugares vacantes y Dios tendría que conformarse con que nadie pudo llegar al lugar que Él tenía preparado para el ser humano.

La Biblia nos dice claramente que “no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” (Romanos 3:10-18), por tanto, todos caemos en la categoría de “malos” (TODOS implica TODOS) y por eso precisamente es que Dios en su gran amor e infinita misericordia ha provisto para nosotros un camino por el cuál podemos llegar al cielo. Este camino es Jesucristo (Juan 14:6 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí).
Todos sabemos que hemos pecado, eso nos aparta de Dios... pero Él quiere tener una relación personal con cada uno de nosotros, por eso Él pagó nuestra deuda de pecado en la cruz del calvario, al morir dijo "Consumado es" (literalmente: "pagado por completo"), sólo tenemos que recibir ese perdón.

Si depositamos nuestra fe en el sacrificio hecho por Él y le confesamos como nuestro Señor, creyendo que Él resucitó y se sentó a la diestra del Padre, entonces el camino está abierto para nosotros (Romanos 10:9).

Tal vez es momento de cambiarle la letra a la canción y decir: “Se ha ido al cielo y para poder ir yo… debo arrepentirme y aceptar a Cristo como mi Señor…”
(Si deseas conocer más de Cristo a través de la Palabra de Dios, visita la página de Semilla de Mostaza http://www.semillamexico.com/ en la sección de "conferencias")
Mira este video y dime si no te identificas.